22 de mayo, Día Internacional de la Biodiversidad

21/05/2018

22 de mayo, Día Internacional de la Biodiversidad

¿Qué es la biodiversidad?

La diversidad biológica, o biodiversidad, está a nuestro alrededor y hace referencia a la amplia variedad de seres vivos sobre la Tierra y los distintos ecosistemas donde las especies viven. La diversidad biológica que observamos hoy es el fruto de miles de millones de años de evolución, moldeada por procesos naturales y, cada vez más, por la influencia del ser humano. Esta diversidad forma la red vital de la cual somos parte integrante y de la cual tanto dependemos.

Hasta la fecha, se han identificado unos 1,75 millones de especies, en su mayor parte criaturas pequeñas, como los insectos. Los científicos reconocen que en realidad hay cerca de 13 millones de especies. Muchas son microscópicas o viven bajo tierra o en el fondo de los océanos. Otras muchas, sencillamente, aún no se han descubierto.

La diversidad biológica incluye también las diferencias genéticas dentro de cada especie, por ejemplo, entre las variedades de cultivos y las razas de ganado. Los componentes vitales, determinan la singularidad de cada individuo y de cada especie.

Otro aspecto adicional de la diversidad biológica es la variedad de ecosistemas, por ejemplo, los que se dan en los desiertos, los bosques, los humedales, las montañas, los lagos, los ríos y los paisajes agrícolas. En cada ecosistema, los seres vivos, entre ellos, los seres humanos, forman una comunidad, interactúan entre sí, así como con el aire, el agua y el suelo que les rodea. Es esta combinación de formas de vida y sus interacciones mutuas y con el resto del entorno que ha hecho de la Tierra un lugar habitable y único para los seres humanos.

La diversidad biológica al servicio de todos

La protección de la diversidad biológica es un tema de nuestro interés. Los recursos biológicos son los pilares que sustentan las civilizaciones. Los productos de la naturaleza sirven de base a industrias tan diversas como la agricultura, la cosmética, la farmacéutica, la industria del papel, la horticultura, la construcción y el tratamiento de desechos. De vez en cuando, nos precipitamos de vuelta a la despensa de la naturaleza para curar nuestras enfermedades. La amplia gama de interacciones entre los diversos componentes de la diversidad biológica es lo que permite que el planeta pueda estar habitado por todas las especies, incluidos los seres humanos.

La pérdida de esta diversidad biológica amenaza nuestros suministros alimentarios, nuestras posibilidades de recreación y turismo y nuestras fuentes de madera, medicamentos y energía. También interfiere con las funciones ecológicas esenciales. Nuestra salud individual, y la salud de nuestra economía y de la sociedad humana, dependen del continuo suministro de los diversos servicios que nos brinda la naturaleza, y que serían sumamente costosos o imposibles de reemplazar. Estos servicios naturales son muy variados y prácticamente infinitos. Por ejemplo, sería casi imposible sustituir, en gran medida, el control de plagas que cumplen diversas criaturas que integran la cadena alimentaria, o la polinización que llevan a cabo los insectos y las aves en su actividad cotidiana.

Protejamos la biodiversidad

Qué podemos hacer para proteger la biodiversidad?. Modificar algunos hábitos diarios, pequeños gestos pueden contribuir a conservar la biodiversidad y garantizar una sostenibilidad a largo plazo:

  • No perjudicar a los animales durante los paseos
  • Consumir productos ecológicos
  • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero
  • Comprar pescado de forma responsable
  • No eliminar residuos en la naturaleza
  • Acoger a la fauna local bajo el propio techo
  • Utilizar productos para el hogar no contaminantes
  • Reducir y compensar el CO2 emitido durante mis viajes
  • Reducir el consumo de agua potable
  • Practicar la jardinería ecológica
  • Descubrir la naturaleza en el medio urbano
  • Respaldar un proyecto de reforestación
  • Utilizar alimentos ecológicos.
  • No comprar prendas que requieran limpieza en seco
  • No introducir especies no autóctonas en la naturaleza
  • Organizar una jornada de limpieza del barrio
  • Reducir el consumo de papel y cartón.
  • No utilices semillas en tu jardín de especies exóticas.
  • No cojas animales del campo.
  • Si encuentras algún animal herido o enfermo, avisa a las autoridades.
  • Si prácticas la caza o la pesca, no la realices fuera de los lugares autorizados.

Fuente: Ayuntamiento de Alcorcón

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recopilar datos estadísticos sobre hábitos de navegación. El uso de cookies es necesario para la notificación de incidencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies